Índice del artículo

 

5- Parámetros de la cámara

Las cámaras réflex digitales comparten muchas de sus características con las réflex de película. Por ello, obviaremos las explicaciones ya conocidas – como la abertura de diafragma, velocidad de obturación, compensación de la exposición, profundidad de campo, modos de medición, etc. – que son comunes a ambas tecnologías (digital y química) y nos centraremos en aquellas que son particulares de la fotografía digital.

Aún así, como veremos, también tienen sus raíces en la forma de tratar la imagen de la película.

5.1- Índice ISO

El índice ISO determina, en las películas, la sensibilidad que éstas tienen hacia la intensidad de la luz que reciben. Este valor es la clave de la correcta exposición de la imagen, ya que es el valor que el fotómetro toma como base para evaluar la escena y proporcionarnos una combinación correcta de diafragma y obturación.

Cuando utilizamos película con poco índice, los granos de haluros de plata sensibles a la luz son más pequeños y la exposición debe ser más prolongada, pero a cambio este pequeño tamaño de los haluros genera una mayor nitidez, contraste y detalle en la imagen final. Al usar película de índice alto, la luz expone con más rapidez la emulsión debido a que los granos de plata son de tamaño mayor, y ese mayor tamaño produce una pérdida de contraste y nitidez.

En la fotografía digital debemos proporcionarle también al fotómetro una indicación sobre la capacidad de respuesta a la luz que tendrá el receptor de la misma, y ya que el receptor siempre será el mismo, la sensibilidad debería ser también siempre la misma. En realidad la cámara digital posee una escala de valores ISO equivalentes que corresponderían a películas con esos valores reales. El valor más bajo de esa escala es el real del CCD o CMOS, mientras que los superiores al primero son valores amplificados.

Cuando amplificamos la señal electrónica, estamos aumentando en la misma medida las interferencias propias del sistema – el ruido – tal como ya hemos comentado más arriba. Por lo tanto, el valor ISO que debemos seleccionar es el más bajo posible en cada cámara.

5.2- Balance de blanco

El sensor digital tiene una respuesta predeterminada a la información de color, así que se hace necesario adecuar dicha respuesta al tipo de luz que recibe. Por medio del selector de balance de blanco (WB) informamos al sistema de procesado del chip de la temperatura de color de la luz que vamos a utilizar para la fotografía. Si la elección es correcta, el color de la imagen también lo será. Si, por el contrario, escogemos un balance inadecuado (o lo hacemos adrede para lograr un efecto especial) obtendremos una dominante de color irreal en la imagen.

Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación. Más detalles en el enlace: To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information